Tomarse tiempo

Author: F. J. Zamora /

Hace unos días mi buena vecina Pepa vino a casa a mostrarnos como funcionaba una olla eléctrica a presión que es una maravilla, es la Fusión Cook. En un momento nos hizo una tortilla, un arroz con leche , un bizcocho y un flan, y no siguió por que ya no teníamos genero.

Hierbabuena

Es increíble ver como progresa la cocina, y a mi esto me da mucha pena, no es que este en contra de la cocina rápida (no comida rápida), pero es que a mi me encanta hacer un puchero a olla abierta, me pego toda la mañana adorando la olla como si fuera una niña pequeña, adoro ver como el caldo empieza a blanquear,  a oler la cocina a apio , y sobre todo cuando le zampo la matita de hierba buena, DIOS MIO como huele la casa.

Hoy en día debido al ritmo de la vida, l@s amo@s  de casa no pueden perder el tiempo en estas tareas que es la cocinar que para mi es pura alquimia y disfrute. Hoy en día hacemos la comida corriendo, compramos corriendo, no buscamos buen genero : lo que hay es lo que me llevo. Mi tía Dolores , la de la manteca colora es de las que va buscando la pella del cerdo para hacer la manteca, busca y busca hasta la saciedad y si no la encuentra no la hace, y no os cuento nada como huele la cas cuando la hace.

cocina-antigua-1

Otra anécdota de la niñez era cuando mi madre hacia el puchero en esas ollas coloradas ( como la que tengo yo) , ponía el puchero a las 9de la mañana y cuando se iba a la compra con su capacha a la tienda d Pepita Parra con su fiel perro Chulo me decía:

Chico échale un ojo al puchero , vigila que la tapadera no se quede sin agua y si se queda sin ella llama a tita para que le de una vuelta, la verdad que nunca avise a mi tía y ella llegaba de la compra con su ramita de hierba buena o su rama de perejil asomando por la capacha, y el puchero  mientras tanto gorgoteando.

Para eso  los Sábados cuando íbamos a la carnicería de Manolo, al menos hora y media esperando para un pollo , unos filetes de la babilla y unos filetes de Hígado para Papa, que aburrido era esperar con mama , asi que yo me iba a la fuente a jugar a mojarme y secarme y mama sin salir, no había prisa.

Y para eso cuando estábamos en casa y se oía el grito de guerra de mi vecina Paqui:

¡¡ PILIIIII , HUELE A PEGAO, QUE SE TE QUEMANA LAS LENTEJAS

y Pili (mi Madre) –NO SON MIAS , A VER SI SON DE MARIA DOLORES

Y María Dolores ( mi tía la de la manteca, hermana de mi padre y como una madre) decía:

NO SON MIAS , YO TENGO PUESTO UN EMBLANCO , SERAN DE ANDREA Y NO GRITEIS QUE VAIS A DESPERTAR A MI MARIDO ( mi tío Savarito que era panadero).

Y luego por la Tarde con mi perro Chulo sentado en la puerta viendo pasar a la gente que iba a la vaqueriza de Ramon a por la leche con las canteritas pequeñas.

Hoy todo es correr , y correr, modernuras y tirar para tener algo mas nuevo y no damos valor a lo que fuimos ni de donde venimos, no disfrutamos haciendo de comer ,  ni haciendo la compra, lo bonito que es ir al mercado a ver el pescado por la mañana , por el simple echo de verlo. Es disfrutar de lo que se hace ,y como esto hay que hacerlo todo , al menos yo lo veo y creo así.

Namaste

11 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Y así están las cosas amigo mío, nadie tiene tiempo para hacer nada, más que pequeñas chapuzas y a medias.
UN abrazo!

Mar dijo...

Creo que soy de las pocas que todavia sigo haciendo cocina tradicional y sin prisas.

Habiendo organización hay tiempo para todo, hace tiempo que deje de correr :)

Muy buena entrada, me has devuelto a mi niñez, Feliz fin de semana!!!

Besitossssssss

LOLI dijo...

Que bien me lo he pasado viajando en el tiempo contigo...
Mira me vas a mandar por correo(porfi)Los ingredientes que le pones al puchero,que me voy a ir al mercado a buscarlos y me da igual el tiempo que tarde y al dia siguiente me voy aponer ese puchero a fuego lento y lo voy a adorar en tu honor.

Venga espero tu correo a ver que es el ingrediente que se me olvida,porque no me sabe igual que el que hacia mi madre.

Por cierto me podrias mandar tambien un poco de manteca colora(como la hecho de menos...)

UN BESAZO MI CHICO ;)

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Pues sí. La era digital. La analógica era buena... también.
Éramos más jóvenes, seguro...

Belkis dijo...

Pues si Zamora, que pena que con tantas prisas y tanto que hacer al cabo de día no podamos disfrutar y saborear esos detalles de los que disfrutaron nuestras abuelas. Lo digo en mi caso, porque mi madre también trabajó fuera de casa por lo que ella ya vivió como vivo yo ahora pluriempleadas a tope, trabajo fuera del hogar, dentro del hogar, los mandados, el marido, la hija, la escuela, el blog, los libros, las aficiones.... y no sé como alcanzan las 24 horas que tiene el día. Lo malo es que muchas veces en vez de vivir 365 días al año vivimos 1 día 365 veces porque de tanto correr nos mecanizamos. Paren el tren que me quiero bajar!!!!!!
Besitos y gracias por recordarnos el disfrute de las pequeñas grandes cosas de la vida.

VIVIR dijo...

¡que arte picha! cuantos recuerdos me traes de aquella casa de vecinos que me vio nacer....

En aquellas casas de vecinos que la conica era para todos los vecinos era de 24 quilates primo... llegaba yo del colegio cantando aquella cocina "colectiva" y me arrimaba a todos los anafes que habia mujeres y se reian conmigo a rabiar y me consideraban un hijo mas como todos aquellos niños que aunque nos pegabamos nos queriamos a la vez
hoy nos vemos y nos besamos
como hermanos...
Bueno pues me acercaba a donde olia lo que me gustaba y le decia Concha mia esto hay que probarlo joé no sea que a tus niños les caiga mal y se pongan malitos.... aquella Concha o Pepa o Antonia se le caia el alma y muerta de risa me decian anda picha
prueba que viene esmayao
..... que tu nacistes esmayallao picha....

Pa gravarlo primo....



Un abrazo monstruo

Merche dijo...

A través de tus palabras me ha envuelto, un dulce brisa de los recuerdos.
Y luego me ha rodeado una tristeza al ver que la mayoría de la gente deja escapar el día, van siempre con prisas, se llena de escusas incluso para no tener ya ni de cocinar..
Y así dejan escapar las cosas más importantes de esta vida, en realidad se mueven como robots, cada día la vida nos obsequia con bellas sorpresas y cosas hermosas, pero esas prisas que hemos dejado que nos controlen la vida hacen que esas maravillas pasen desapercibidas..
Al final incluso muchos dejan de hacer esas cosas que tanto les gustaba y llenaba, y todo por esas prisas..
Yo no cambio un puchero mio por uno echo por una máquina, no tan sólo por el sabor, sino por el gozo que siento yo al hacerlo..
Yo no cambio un bizcocho de los mios, por uno empaquetado, no tan sólo por el sabor, sino tan solo al disfrutar al hacerlo y al contemplar la cara de los que se lo comen, eso no tiene precio!!!.
Yo no cambio mi paseo diario por un rato en el teléfono sólo por saber más de las vidas de los demás, lo que me da ese paseo no me lo dará nunca la vida de otro.
y un largo etc...
Me abrazaré una vez más a mi amiga la Esperanza, mientras yo seguiré Viviendo en mayúsculas cada momento, y perderé una hora de mi sueño, si hace falta para coinar para los mios, disfruto haciendolo, me gusta y asi siento que debo hacerlo.
Un fuerte besote con sabor a chocolate, como el bizcocho que acabo de preparar!!!!

VIVIR dijo...

Me llevastes a mis recuerdos de niñez y no te he comentado que mi mujer (mi Carmela) guisa pa reventá de bien... le encanta la cocina y de su madre heredó un buen legado en ese sentido auqnue ella lo ha ampliado y no veas los pucheros y las berzas de Jerez y todo lo que hace.... es de cocina de mañana enteras a fuego lento y como se debe cocinar... de café copa y puro... al final. Una cocina completisima... mi mujer es de la que prueban algo nuevo y cuando llega lo hace igual o mejor... ya sabes que la cocina de bares y restaurante el aceite que gastan y la de mantequilla que echan a las comidas... pero bueno ¡todo es mejorable!


Cuando me casé la retiré de trabajar para que hiciera de madre y esposa como lo hace de bien... criar a mis hijos a la antigua usanza y cuidar de nosotros que no sabemos hacer nada sin ella...


un abrazo primo

ana dijo...

Que bonito recordar contigo todos esos recuerdos me haces viajar en el tiempo...y no te escribo mas porque Merche ,Vivir y todos tus amigos piensan de tu blog lo mismo que yo.
un beso

Maripaz Brugos dijo...

Prcioso relato de la comida hecha con amor.

Es una pena que los tiempos hayan cambiado. Estamos rodeados de prisas.

Un abrazo

elabrazodelangel dijo...

AY la pella de mantenca como me recuerda las matanzas en casa de mi madre, Dios! que chorizos en manteca colora.
Y ahora vas y los metes en la olla rápida, ya veras lo que te sale.
¡Que tiempos aquellos!